Post Image
EXPERIENCIA CINCO

Los Pies: Eternos Prisioneros


Utilizar zapatos hace que los pies necesiten un cuidado especial. Muchas de las energías que deberían volver a tierra son detenidas por la barrera del calzado y retenidas en forma de tensión. Por otra parte, los pies cuentan con terminales reflejas de todos los órganos, y un masaje o baño de pies puede estar generando bienestar de salud a todos los niveles, a la vez de ser sencillo y reconfortante. Los mismos son indicados con más insistencia luego de caminar mucho o de un baile de muchas horas, donde los pies reciben y retienen la descarga energética del resto del cuerpo. Descanse 10 minutos en un recipiente de agua con 6 gotas de Aceite de Menta Piperita para reciclar la energía. En la misma proporción, se puede aplicar Aceite de Melisa, para dar un cariñoso masaje suavizante.


  • Menta Piperita (Mentha piperita)
  • Mantiene una interesante polaridad calientefrío, estabilizando la temperatura corporal a nivel general. También tiene cualidades digestivas y respiratorias. Es un importante clarificador cerebral, y se aplica en situaciones de exigencia tales como exámenes o competencias en las que al calor del impulso de acción corresponda una necesidad de serenidad mental. Asimismo, alivia el “síndrome del viajero”.
  • Melisa (Melissa officinalis)
  • Es suavemente yang, y su efecto más notable es como tónico general, actuando especialmente sobre el chakra cardíaco. Actúa como un filtro del efecto emocional debido a circunstancias exteriores. Paracelsus incluyó Melissa en una preparación rejuvenecedora que llamó “Elixir de la Vida”.